sábado, 7 de abril de 2007

Yo no soy tu prisionero y no tengo alma de robot..

Benditas vacaciones alejadas del Derecho,
ha sido la mejor cura para poder escuchar de nuevo
a esa voz ronca como la de Janis Joplin
que me susurra palabras e ideas,
y veo todo nuevamente con
probabilidades de volver pintura lo que sea..

Creo que vuelvo, otra vez, a ser quien se me olvidó que era

Ahora si solo pudiera encontrar una manera
de regresar a Europa en verano..

Bueno, seguimos paso a paso!

Ayer terminando de ver Family Stone a las 4 de la mañana
surgió esto en esa eterna caceria en donde le escribo
nuevamente a la inspiración:


Amanece y que importa ?
La noche nunca deja de estar triste

El cielo hace como que se va,
pero vuelve
Aunque tu no regresas


Amenece y las nubes comienzan a
coquetear con la idea de cambiar de color

Entre tanto azul
tu y yo nos perdimos en la madrugada

Amanece y tu te vas con las estrellas
Tal vez te encuentre en la alberca, en forma de sirena.

4 comentarios:

Ana Quica dijo...

fiuuuuuuuuuuu fiuuuuuuu....aunq' memo diga q no...esta ena....jejeje
la gran janis joplin
=)

pd. no tenía nada q decir

alana dijo...

uuuuuf Janis. Mi pelo, cuando está divertido, se ve como el de ella. Y es genial.

Oye, no entendí tu comment. bueno, luego me dices. Un beso :)

bliss dijo...

Las voces roncas siempre tuvieron algo especial.. es como si el dueño haya gastado sus cuerdas vocales de tanto gritar y vivir... es MÁGICO (creo q es la palabra del mes, ME ENCANTA!). la noche no es triste, es romántica, a veces melancólica y nostálgica pero amorosa... porque la luna nos quiere a todos, y se convierte en cómplice... qé color le pondrías vos a las nubes?
besos con sabor a queso de luna...
(pqé de chiquitos siempre tenemos la idea de q la luna está hecha de queso? QUÉ PETERPANESCO!)

alana dijo...

ya actualiza esto no?