miércoles, 18 de febrero de 2009

Sacandole el papel a un caramelo..

Nunca voy a entender a la comunidad bloguera.
Me dijo un amigo ayer...
A la gente le gusta escribir.. contesté..
Tu por que tienes un blog? Preguntó...
Escribo tantas cosas en tantas libretas, papeles,
atrás de exámenes, paredes...
Que esto es como un archivo en el espacio
donde guardo todo..

Me di cuenta de esto..
Y en mis manos tengo..
Un cuaderno rojo..
Donde empecé a escribir algo..
Que nunca terminé..
Hace más o menos un año..

Y como es dificil ubicar la locación
de tantas cosas que he escrito..
Lo subo..

Increíble darse cuenta
que lejos puede estar alguien en un año..
Queriendo estar aún más
de ese lejano pasado..
Que viví muy feliz
pero quiero dejar atrás..

Infancia Acuática

Te veia mientras nadabas.
Tenías la cabeza empapada y tus chinos de los cuales
estás tan orgulloso revelaban lo largo de tu cabello.
Solo un traje de baño rojo de cangrejos cubria ese cuerpo
que parece que cabe en cualquier lado.
Largo y flaco y en estos momentos: Muy mojado.

Me recordó a la primera vez que te vi nadar,
la mañana que te conocí.
Esa vez tu traje de baño era azul y yo
con todo el miedo del mundo por tener que cuidarte
aunque me dijeran que nadabas bien.
Nos echamos clavados y sentía como tu cuerpo flaco
con costillas marcadas se pegaba al mio,
pasaba el efecto contrario en esa acción:
Yo era el que se sentía protegido.

Hoy ya nadas más fuerte, y solo, casi sin supervisión.
Pataleas muy duro y buscas ganarle en velocidad
a los otros 2 niños con los que compartes clase.
Me gusta pensar que eso es culpa mia.
Siempre estamos compitiendo, tú siempre ganas
pero admites que soy gran rival.

Hubo una vez que nadabas solo y al llegar
al otro lado de la alberca , te asomaste y apuntaste
tu dedo indice con el brazo extendido hacia mi.
Me reí mucho.
Fue la primera vez en la vida que me di cuenta
que te estaba influenciando.

Hoy te veo más grande con la capacidad de divertirte con quien sea,
eres alguien que haces feliz a la gente y adonde llegas
todos te conocen y te saludan con gusto.
Vi tambien el movimiento del agua mezclado con tu risa
y las patadas de muchos niños y recordé mi propia infancia,
hace mucho tiempo aunque no he vivido tanto.
Inmediatamente recuerdo mis pies descalzos
y la posibilidad de verlos en cualquier lado.
Llegué a pensar seguramente que jamás necesitaría zapatos.
Crecí en provincia.

Lejos de una gran ciudad, con papás que salieron huyendo
de la más grande del mundo.
Mis pies descalzos treparon árboles, se enterraron ''espinos'',
subieron resbaladillas que servían para deslizar,
fueron pintados verdes por el pasto
y negros por jugar futbol en la calle.

Pero el verte chapotear me llevó a mis pies mojados, arrugados.
Gritando emocionado y brincando al agua para salir
a escenarios imaginarios llenos de fantasía, seguro nadé siendo
desde tiburón hasta thundercat,
lleno de H20
junto a todos mis amigos.

Ahora me toca secarte, debo admitirte que
es de las cosas que más extraño.
Verás.. eres tan vulnerable cuando te dejas secar..
dejas que te pase las manos frotándote la toalla
y tu cuerpo tiembla y tus átomos llenos de energía brincan
y se pasan a mi.. dándome las fuerzas para cargarte después..
ya que seguramente lo pedirás.

Convivir contigo a mi edad, hace que recuerde todavía muy bien
algunos momentos idénticos vividos por mi,
como el ser enrollado en mi toalla blanca del pato Donald al salir de nadar.
Recuerdo las manos adultas tratando de tocar los puntos mojados,
el intento de secarme la cabeza y
la fuerza con la que agarraba la toalla después.
Tengo muchas memorias sentado de toalla sobre cuerpo
dialogando con otro entoallado.

Supongo que sigue habiendo una parte de mi
que quiere seguir en una alberca gritando,
saltando y brincando, yendo de aventura en aventura
sin moverme de lugar.

Tu aún eres un pirata que nunca quiere irse a dormir.
Llegará un dia en el que te enojarás si te despiertan.
Sueñas y no sabes que pasó..
Yo pierdo el sueño pensando que pasaría si dejo de soñar..
De cierta manera me has dado la oportunidad
de analizar todo esto..
A cambio de contarte algún cuento
o jugar a las luchas con los cojines de vaca.

Una vez en Tulúm pisaste un hormiguero.
Llorabas y llorabas, no sabías que te pasaba..
Lo superaste.. al dormir en hamaca ( insististe )
me contaste el incidente a tu manera..
'' No sabes'' me dijiste..
'' Me picaron las hormigas, increíble ''
teniendo una conversacion de adultos..
Te contesté que me pareció terrible
la acción de los insectos en tu piel..

Y me dijiste.. No, es que no es fácil ser hormiga.

Me puse a llorar, terminaste de platicar y automaticamente dormiste.
Ese momento lo llevo conmigo.

Tal vez no sea tan fácil ser yo, pero es muy fácil estar contigo.


2 comentarios:

//Raisa\\ dijo...

No es tan difícil estar con alguien, o querer a alguien

(:

Anónimo dijo...

Un año...y sigue preguntando por tí...que si te hizo algo.....
Espero que valga la pena alimentarte sólo de su recuerdo....
un poco cruel no?